La creación y comercialización de obras de arte falsificadas no solo afecta a coleccionistas y marchantes, sino que también atenta contra el patrimonio cultural y la propiedad intelectual. En España, esta conducta está tipificada en el Código Penal bajo varios preceptos, y su persecución se ha intensificado debido al impacto negativo que tiene en el mercado del arte y en la valoración de los artistas genuinos. A continuación, exploraremos los delitos que pueden derivarse de la falsedad de obras de arte, cómo está regulado, y las consecuencias que puede acarrear.

 

¿Qué es el la falsedad de obras de arte?

La falsedad de obras de arte implica la creación, distribución o venta de obras con la pretensión de que sean consideradas auténticas, cuando en realidad son imitaciones o reproducciones no autorizadas. Este acto deliberado de engaño busca obtener un beneficio económico aprovechándose del valor y reconocimiento de artistas establecidos.

 

Marco legal

Aunque el Código Penal no contiene un artículo específico que trate exclusivamente sobre la falsedad de obras de arte, este delito puede ser perseguido bajo varios artículos relacionados con delitos contra la propiedad intelectual (artículos 270 y siguientes), delitos contra el patrimonio (artículos 234 y siguientes), y delitos de estafa (artículos 248 y siguientes), dependiendo de las circunstancias y el modus operandi del infractor.

 

Ejemplo Ilustrativo

Consideremos el caso de un individuo, al que llamaremos Alejandro, quien adquirió una pintura que se le vendió como una obra perdida de un famoso pintor español del siglo XX. Posteriormente, Alejandro, revende la pieza. Sin embargo, tras un detallado examen por parte de expertos en arte, se descubre que la obra era una falsificación muy bien ejecutada. La investigación posterior reveló una red de falsificación de arte que involucraba la creación y venta de múltiples obras «perdidas» de artistas reconocidos. En este caso, el delito consiste en hacer pasar por auténtica una reproducción creando un engaño bastante con el consiguiente desplazamiento económico.

 

Consecuencias legales

Las personas halladas culpables de falsificar obras de arte pueden enfrentarse a severas penas, que incluyen multas sustanciales y prisión. Las condenas varían dependiendo de la gravedad del fraude, el valor económico de las obras falsificadas, y el daño causado tanto a las víctimas directas como al patrimonio cultural. Además, pueden ser responsables de indemnizar a las partes afectadas por los daños y perjuicios ocasionados.

Ante acusaciones de estar involucrado en la falsificación de obras de arte, ya sea como creador, distribuidor o vendedor, es crucial contar con la representación de un abogado especializado en derecho penal y en delitos relacionados con la propiedad intelectual y el patrimonio cultural. Un experto legal puede proporcionar una defensa adecuada, negociar las posibles penas y buscar acuerdos que minimicen el impacto de la acusación.

En Obdulia de la Rocha, Abogados Penalistas, contamos con un equipo de abogados penalistas expertos en delitos contra el patrimonio cultural, incluida la falsedad de obras de arte. Nuestra experiencia nos permite ofrecer una defensa legal efectiva y personalizada, tanto si has sido víctima de este tipo de fraude como si te enfrentas a acusaciones relacionadas.