En el ámbito legal, los delitos de falsedad documental y estafa son dos figuras penales que, aunque distintas, a menudo se entrelazan en la práctica jurídica.

Un caso reciente del despacho que ha captado la atención de los medios, cuya noticia os dejamos en el enlace (créditos de la imagen que ilustra esta entrada: lavozdegalicia.es) involucra la falsificación de una nómina de trabajo para cometer una estafa con el fin de alquilar un piso.

Este artículo os explicamos y desglosamos la naturaleza de estos delitos, cómo se conectan entre sí y las implicaciones legales que conllevan.

Delito de falsedad documental y estafa

Noticia publicada en lavozdegalicia.es

 

Antecedentes del caso. Interrelación del delito de falsedad documental y estafa

 

Las acusadas, una supuesta agente inmobiliario y la inquilina, se enfrenta a tres años de prisión por urdir un plan de estafa para suscribir un contrato de arrendamiento con nuestro cliente.

El fiscal acusa por estafa y falsificación de documento privado, solicitando dos años de cárcel y la inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena.

La inquilina sabía que no podría hacer frente al alquiler y, aun así, en el momento en que se entregaron las nominas se firmó el contrato. Por tanto, la inquilina no puede alegar desconocimiento. Esta es una de las tesis que sostienen las acusaciones.

La estafa consistió en que las acusadas elaboraron y presentaron para la suscripción del contrato nóminas falsas para demostrar la solvencia económica de la inquilina. Esto llevó a la firma de un contrato de arrendamiento en octubre de 2020, y la intermediaria cobró una comisión de más de 400 euros.

 

¿Qué es la falsedad documental?

 

La falsedad documental se refiere al acto de alterar, fabricar o usar documentos con el propósito de engañar.

Este delito se encuentra tipificado en el artículo 395 del Código Penal y puede abarcar desde la modificación de documentos oficiales hasta la creación de documentos completamente falsos, como en el caso de una nómina de trabajo.

La gravedad de este delito radica en la intención de usar estos documentos como si fueran auténticos, afectando la confianza pública en la documentación oficial.

 

Visión general del delito de estafa

 

Por otro lado, la estafa es un delito contra el patrimonio o el orden socioeconómico. Se recoge en el artículo 248 del Código Penal.

Se comete cuando una persona, mediante engaño y con ánimo de lucro, induce a otra a realizar un acto de disposición patrimonial en su propio beneficio o en beneficio de terceros.

La estafa requiere la existencia de un engaño previo o concurrente que provoque un error en la víctima, llevándola a actuar de manera que perjudique sus intereses económicos.

 

Conexión entre falsedad documental y estafa

 

En el caso mencionado, la falsificación de una nómina de trabajo para alquilar un piso ilustra claramente la conexión entre la falsedad documental y la estafa.

Aquí, la falsedad documental sirve como medio para cometer el delito de estafa. El individuo crea o modifica un documento (la nómina) para presentarse ante el arrendador como un inquilino solvente, induciendo al arrendador a firmar un contrato de arrendamiento bajo premisas falsas.

Este acto de engaño conlleva a la disposición patrimonial en beneficio del estafador, quien obtiene el uso del piso sin las credenciales económicas legítimas para respaldar su solicitud.

 

Implicaciones legales y consecuencias de los delitos de falsedad documental y estafa

 

Las consecuencias legales de los delitos de falsedad documental y estafa presentan una importante trascendencia penal.

La falsedad documental y la estafa pueden acarrear penas que incluyen multas y prisión, dependiendo de la gravedad del caso y los daños ocasionados. Además, las víctimas de estos delitos tienen derecho a emprender acciones legales para buscar reparación, lo que puede incluir la anulación del contrato de arrendamiento y la compensación por daños y perjuicios.

Los delitos de falsedad documental y estafa son delitos que atentan contra la confianza y la seguridad jurídica. El caso reciente del despacho del que se han hecho eco los medios, de la falsificación de una nómina para alquilar un piso, destaca la importancia de la diligencia y la verificación en las transacciones económicas. Como sociedad, es fundamental promover la integridad y la honestidad, mientras que, desde el punto de vista legal, es esencial perseguir y sancionar estos comportamientos para mantener el orden y la justicia.

En Obdulia de la Rocha, Abogados Penalistas, encontraréis a vuestro equipo de referencia para asesoraros desde el punto de vista del Derecho penal preventivo y para el ejercicio de la acusación y la defensa en todo tipo de delitos. Descubre más casos, consejos y análisis legales en nuestro blog.