¿Qué separa el delito de tráfico de drogas y la posesión para el autoconsumo?

En este artículo vamos a adentrarnos en desmitificar la fina línea que separa el delito de tráfico de drogas y la posesión para el autoconsumo en la legislación española.

La franja que separa el delito de tráfico de drogas de la posesión para el autoconsumo se encuentra en dos aspectos:

  • Cantidad de la sustancia
  • Intencionalidad

Cantidad de sustancia

El Instituto Nacional de Toxicología y la jurisprudencia del Tribunal Supremo establecen el baremo que diferencia la tenencia para consumo personal de la destinada al tráfico:

  • Marihuana: Hasta 100 gramos.
  • Hachís: Hasta 25 gramos.
  • Cocaína: Hasta 7,5 gramos.
  • MDMA (Éxtasis o Molly): Hasta 2,4 gramos.
  • Heroína: Hasta 3 gramos.
  • LSD: Hasta 3 miligramos (0,003 gramos).
  • Ketamina: Hasta 6 gramos.

Intencionalidad del delito de tráfico de drogas

La intencionalidad es crucial, ya que:

  • Posesión para autoconsumo implica que la intención esté destinada al uso personal de manera exclusiva.
  • Tráfico de drogas requiere la ejecución de actos de tráfico, es decir, el cultivo, elaboración, compra, venta, suministro, recaudación, promoción, favorecimiento, facilitación o posesión para fines de tráfico.

¿Qué indicios puede constar como ‘‘ánimo de traficar’’? Dinero en efectivo en denominaciones pequeñas, balanzas de precisión, empaques múltiples o envoltorios (chivatos o papelinas), instrumentos para corte y división en dosis.

Implicaciones legales del delito de tráfico de drogas

  • Posesión para autoconsumo o consumo en la vía, lugar o establecimientos públicos se considera infracción administrativa grave, sancionado con una multa de 600 a 30.000 euros, según la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana.
  • Tráfico de drogas se encuentra recogido dentro de los delitos contra la Salud Pública, en el artículo 368 del Código Penal, castigando el cultivo, la elaboración y el tráfico de drogas con penas de:
    • Prisión de 3 a 6 años y multa del tanto al triple del valor de la droga cuando se traten de sustancias ilegales que causen un daño grave para la salud.
    • Prisión de 1 a 3 años y multa del tanto al doble del valor de la droga en el resto de casos.

Conclusión

Por tanto, ante la pregunta de cuales son las diferencias entre el delito de tráfico de drogas y la posesión para autoconsumo, podemos concluir que depende de la cantidad y la intención.

Por ejemplo, una persona con 5 gramos de marihuana con claros indicios de traficar (balanza de precisión, paquetes individuales…) puede enfrentarse a cargos de un delito de tráfico de drogas, a diferencia de una persona con 20 gramos de la misma sustancia, pero sin ningún indicio, siendo más sencillo argumentar que está destinado para el autoconsumo.

Ante cualquier tipo de duda, en el despacho Obdulia de la Rocha Abogados Penalistas, encontraréis a vuestro equipo de referencia en el asesoramiento, defensa y representación en este tipo de delitos.