Conforme las sociedades se van tecnificando aparecen nuevos retos y nuevas problemáticas que no se abordan adecuadamente, por lo que el riesgo de ser víctima de una estafa bancaria ha acrecentado en los últimos años.

En un contexto como el actual, en que multitud de transacciones vienen impuestas en formato electrónico y la asistencia personal se reduce al mínimo de su expresión, conocer la forma de protegerse de tales estafas es crucial.

Aquí te proporcionamos una guía rápida para entender, prevenir y, en caso de ser necesario, actuar frente a una estafa bancaria electrónica.

 

¿Qué es una estafa bancaria electrónica?

 

Una estafa bancaria electrónica ocurre cuando un delincuente utiliza medios digitales para engañar a una persona y obtener acceso ilegal a sus cuentas bancarias, tarjetas de crédito o cualquier otro instrumento financiero, con el objetivo de robar dinero o información personal.

El delito de estafa se encuentra tipificado en el artículo 248 del Código Penal, con la siguiente definición: «Cometen estafa los que, con ánimo de lucro, utilizaren engaño bastante para producir error en otro, induciéndolo a realizar un acto de disposición en perjuicio propio o ajeno».

 

Señales de alerta

 

Estar alerta a las señales puede ser tu primera línea de defensa. Algunas incluyen:

  • Comunicaciones no solicitadas que piden información financiera.
  • Ofertas que parecen demasiado buenas para ser verdad.
  • Solicitudes urgentes de transferencia de fondos.
  • Requerimientos de abono de pequeñas cantidades de dinero para el pago de supuestos paquetes retenidos en correos.
  • Solicitud de datos de carácter personal no necesarios para la prestación de un servicio.
  • Solicitud de documentación personal para acceder a un servicio en línea.

 

Medidas preventivas

 

  1. Utiliza la Autenticación de Dos Factores (2FA): Añade una capa adicional de seguridad a tus cuentas bancarias y financieras.
  2. Mantén tu Software Actualizado: Asegúrate de que todos tus dispositivos tengan instaladas las últimas actualizaciones de seguridad.
  3. Huye de la comodidad: No actives la posibilidad de dejar abiertas las cuentas de tus aplicaciones en tus dispositivos. Inicia sesión en todas tus aplicaciones cuando quieras acceder a ellas y ciérralas cuando hayas acabado.
  4. Rota periódicamente tus claves: Cambia periódicamente las contraseñas de tus cuentas y no utilices la misma para más de una cuenta.
  5. Educación Financiera: Infórmate regularmente sobre las nuevas modalidades de estafas y cómo prevenirlas.

 

¿Qué hacer si eres víctima de una estafa bancaria?

 

  1. Contacta a tu Banco Inmediatamente: Informa sobre cualquier transacción sospechosa o acceso no autorizado a tus cuentas.
  2. Denuncia la estafa: Acude a una comisaría a interponer denuncia y aporta todas las capturas que puedas si dispones de ellas.
  3. Cambia tus Contraseñas: Asegúrate de modificar todas las contraseñas relacionadas con tus cuentas.

 

Busca asesoramiento legal

 

Si has sido víctima de una estafa bancaria electrónica es esencial que cuentes con asistencia letrada. Un abogado especializado en delitos electrónicos y estafas bancarias podrá guiarte a través del proceso judicial y en todas sus fases.

En el procedimiento judicial que se inicie, la entidad bancaria deberá informar de las medidas de seguridad adoptadas en su entorno electrónico y de las medidas que han tomado para evitar que terceros se hagan pasar por empleados o utilicen medios fraudulentos que se hagan pasar por ellos.

La entidad bancaria, en procesos de estada bancaria, pueden ser condenadas como responsables civiles directos. En todo caso, es necesario que se haya puesto una denuncia y se incoe el oportuno procedimiento judicial.

En Obdulia de la Rocha, Abogados Penalistas, encontrarás a tu equipo de referencia para que te guie y asesore en todas las fases del procedimiento. Descubre más sobre nuestros casos y qué hacemos en nuestro blog.